9550 NW 79 AV, Hialeah Garden, Suite #4 FL 33016
Mon - Friday 9:30 AM - 6:30 PM / Saturday 10:30 AM - 4:00 PM

Pasos para segmentar a tu audiencia y mejorar tus resultados

La estrategia de segmentación de tu audiencia es un elemento que puede distinguir una campaña de éxito de otra. Es la clave para comprender a su público y establecer una conexión más genuina: no es sólo una técnica de moda. 

Pero veamos primero algunos datos fascinantes, antes de entrar en detalles: 

Según el 70% de los clientes, la capacidad de una empresa para comprenderlos influye en su fidelidad. Al 80% de los consumidores les gustan las empresas que ofrecen una experiencia personalizada. Estas cifras son un claro recordatorio de la importancia de esta táctica.

¿Qué es una estrategia de segmentación de la audiencia?

Es un procedimiento clave que consiste en dividir el público objetivo en grupos más pequeños y manejables que compartan rasgos y hábitos. Con esta técnica, las empresas pueden dirigirse a cada categoría de forma más específica. El resultado es un aumento de la satisfacción del cliente y de la eficacia de la comunicación. 

La segmentación viene determinada por elementos como:

  • Características
  • Patrones de compra
  • patrones de uso

Con el uso de estos datos, las empresas pueden comprender mejor las demandas de sus clientes y adaptar las ofertas y comunicaciones a esas necesidades. Al centrarse en audiencias que son muy relevantes para su marca, esta técnica también ayuda a las empresas a dirigirse a los clientes con mayor eficacia y aumentar la efectividad general de sus esfuerzos.

audiencia

¿Cómo poner en práctica un plan de segmentación de la audiencia?

En la actualidad, esta estrategia es esencial para el éxito del marketing. Permite dirigir determinados mensajes a grupos más pequeños y homogéneos en lugar de a un público amplio, lo que mejora el efecto y la pertinencia. He aquí lo que hay que hacer para ponerla en práctica:

1. Conozca a su público objetivo

Como si tuvieras que hacer una especie de “presentación” personal a tus clientes antes de adentrarte en tu plan de segmentación. Es importante que en esta fase inicial comprendas quiénes son tus clientes reales.

Fíjate primero en los datos demográficos; ya sabes, los datos estándar como edad, sexo y lugar. Pero no se detenga ahí. Observe cómo utilizan los clientes su sitio web, qué compran y cuándo lo hacen. Además, esfuércese por identificar los gustos que distinguen a cada individuo.

Esta práctica de conocimiento es esencial, ¡no sólo para cumplir los requisitos! Aquí es donde usted sienta las bases de su plan. 

2. Establezca objetivos definidos

Ha llegado el momento de hablar de objetivos después de conocer a sus clientes. Funciona de forma similar a un mapa estratégico de segmentación.

Si estuvieras organizando unas vacaciones, ¿dónde te gustaría ir? ¿Qué preferirías: asegurarte de que cada paso del viaje sea agradable o conocer nuevos lugares? Esta estrategia no es diferente. Debes establecer objetivos claros. ¿Quiere hacer crecer su tribu de seguidores, atraer a más personas para que compren sus productos o servicios, o mantener su clientela actual?

Todo es más fácil cuando se tienen las cosas en orden. Puede personalizar con más éxito tu plan de segmentación de marketing si tiene objetivos bien definidos.

3. Utilizar software de análisis

Ahora, hablemos del aspecto técnico; no se preocupe, ¡no tiene que ser un experto en informática para seguirnos! 

Considere estos instrumentos como sus lupas. Le permitirán saber exactamente qué hacen los visitantes en su sitio, cuánto tiempo permanecen, qué páginas les interesan más y cómo interactúan con usted en las redes sociales. Con la ayuda de estos recursos, todas estas consultas pueden tener respuestas perspicaces. 

Las métricas, esas cifras y datos que al principio parecen un poco confusos, son como pistas que te indican el camino hacia una comprensión más profunda de tu gente. Al recopilar estos datos, estás armando el rompecabezas de sus gustos y comportamientos.

4. Segmentar con sentido

Llegamos al punto en el que convertimos todo ese conocimiento en algo práctico y emocionante. En este paso, no nos limitamos a dividir a la gente por dividir. La meta es formar conjuntos que tengan significado real, que realmente representen algo.

Puedes utilizar diferentes “etiquetas” para organizar a tu público: demográficas (como la edad o la ubicación), geográficas (¿de qué parte del mundo son?), psicográficas (¿cuáles son sus gustos y valores?) o incluso basadas en su comportamiento (¿compran mucho por Internet o prefieren las tiendas físicas?). 

Recuerda, no está creando divisiones arbitrarias, ¡estás creando una comunidad! Estos segmentos significativos le permitirán hablar el idioma de cada grupo de forma auténtica.

5. Personalice su mensajería

Una vez establecidos estos grupos, es hora de comunicarse en tu idioma. Considera a cada persona como un destinatario distinto de su correspondencia. Es cierto que no todo el mundo tiene las mismas preferencias de lectura. Mientras que algunos querrán algo más formal, otros quizá prefieran un ambiente más relajado. 

Tus porciones están en el mismo barco. Modifica el tono de tu material para que parezca un traje a medida de las técnicas de segmentación de su público objetivo. Recuerde también las ofertas; son similares a los regalos personalizados que proporcionan a cada destinatario una sensación de exclusividad.

Personalizar es saber qué hace único a cada grupo, no sólo poner su nombre al principio. ¿Qué les emociona? ¿Qué les preocupa? Este parentesco más estrecho no sólo aumenta la resonancia de su mensaje, sino que fortalece.

6. Ejecuta y evalúa

El trabajo continúa una vez enviados tus mensajes personalizados. Es parecido a sembrar semillas en un jardín; ahora es el momento de darles alimento y atención. Vigila en todo momento la eficacia de tu plan. 

¿Se comportan como usted preveía, aumentan las conversiones y la retención de clientes se desarrolla según lo previsto? Ahí es donde son útiles esas métricas. ¡Bien hecho si todo va sobre ruedas! Sin embargo, no dudes en hacer los ajustes necesarios si ves que hacen falta. 

Segmentar tu audiencia es más que una simple estrategia de marketing. Es más, es una herramienta que puede mejorar enormemente sus esfuerzos. 

Estarás en el buen camino para crear conexiones más significativas y producir ingresos si comprende a su audiencia, establece objetivos específicos y personaliza sus comunicaciones.

audiencia

Para ver un poco sobre nuestro contenido visita el blog.

Facebook Comments Box
Previous Post Previous Post
Newer Post Newer Post
X
× ¿Cómo puedo ayudarte?