9550 NW 79 AV, Hialeah Garden, Suite #4 FL 33016
Mon - Friday 9:30 AM - 6:30 PM / Saturday 10:30 AM - 4:00 PM

Buyer persona:Tips para crearlo en tan solo cinco pasos

Un buyer persona, es una figura ficticia con idénticas características psicológicas, rasgos y comportamientos que se crea a partir de una población (edad, sexo, costumbres, creencias, entre otros muchos factores).

Hay que aclarar que una empresa puede construir varios perfiles de Buyer Persona para un mismo producto o servicio. Existe una herramienta para definir con precisión ese público, lo que nos permitirá orientar mejor nuestras campañas y mensajes.

¿Qué es un buyer persona?

Un buyer persona es una representación ficticia del público objetivo de una empresa que nos permite conocerlo mejor para desarrollar estrategias de marketing lo más específicas posibles en función de sus necesidades.

 En consecuencia, es un método para comprender mejor a quién nos dirigimos y relacionarnos con el público al que queremos vender nuestros productos y servicios.

¿Para qué sirve el buyer persona?

El análisis de las tendencias, comportamientos y patrones de la audiencia potencial nos permite desarrollar una estrategia de marketing basada en los objetivos, los retos y los puntos de dolor (o, en otras palabras, aquellos problemas a los que se enfrenta la audiencia y que podríamos resolver con nuestros productos o servicios).

Entender sus motivaciones y puntos de dolor a través del buyer persona es fundamental para comprender qué les hace felices y qué necesitan resolver. 

Sabremos qué contenido crear, cómo y dónde compartirlo, y cómo mejorar nuestra presencia una vez que lo tengamos claro. 

Considere al comprador persona como una brújula que dirige su negocio.

 ¿Cómo saber quién es mi buyer persona?

Si te has dado cuenta de lo importante que es utilizar esta herramienta para tomar decisiones de marketing más precisas para tus proyectos, probablemente te estés preguntando cómo averiguar quién es tu buyer persona.

El primer paso es realizar un estudio de mercado (utilizando indicadores cuantitativos y cualitativos) sobre los tipos de personas que compran tus productos y servicios, así como analizar los datos de clientes anteriores.

Es fundamental que mire más allá de su base de datos y considere cómo son las personas que confían en su competencia directa, porque es probable que el problema que intentan resolver sea el mismo o muy similar.

 La clave del éxito está en esta recopilación de datos.

Para pintar el retrato más exacto de tu audiencia, hazte preguntas como: 

  • ¿Cuál es tu buyer persona?
  • ¿A qué se dedican exactamente?
  • ¿En qué sector trabajan?
  • ¿Cuál es su nivel de estudios?
  • ¿Dónde viven?
  • ¿A qué dificultades se enfrentan a diario?
  • ¿Qué soluciones buscan?
  • ¿Qué preocupaciones surgen cuando intentan poner en práctica esas soluciones?

Buyer persona

Los aspectos sociodemográficos son esenciales para entender a quién nos dirigimos. 

En consecuencia, el siguiente paso es hacer preguntas como:

  • ¿Qué les gusta hacer en su tiempo libre?
  • ¿Cuáles son sus objetivos y motivaciones?
  • ¿Qué aspectos de su trabajo cambiarían para ser más felices?
  • ¿Qué tipo de medios y libros suelen consumir?
  • ¿En qué redes sociales pasan más tiempo?

La recopilación de toda esta información le proporcionará cada vez más pistas para crear un perfil cada vez más claro, que se enriquecerá si tiene en cuenta el interés del público por su empresa y hace preguntas relacionadas, como por ejemplo:

  • ¿Cómo le conocieron?
  • ¿Qué es lo que más les gusta de su negocio y qué cambiarían?

¿Cómo se hace un buyer persona?

Queremos que entiendas cómo crear un buyer persona en cinco pasos, con ideas en las que tendrás que trabajar y dedicar el tiempo necesario. ¡Vamos allá!

Paso 1: Determine sus necesidades.

El primer paso para crear un buen buyer persona es determinar qué información se necesita para definir a su cliente ideal.

 Recuerde que el conocimiento es poder, y cuanto más aprenda, mejor podrá definir a su buyer persona.

Las preguntas que haga sobre su buyer persona deben abarcar una amplia gama de temas, desde los generales hasta los personales. 

He aquí un par de ejemplos:

Información demográfica, como edad, sexo, ubicación, ingresos y clase social…

Situación personal: 

¿Esta persona está casada, separada o divorciada, vive sola, en pareja, en un apartamento o aún vive con sus padres, tiene hijos?

Información sobre el empleo:

 ¿Estudia o trabaja? ¿Cuál es su cargo? ¿En qué empresa y sector trabaja? ¿Cuáles son sus perspectivas de futuro?

Objetivos y metas: 

¿Cuáles son sus objetivos y planes para el futuro? Lo mejor es distinguir entre objetivos personales y profesionales. 

Paso 2: Recopilar datos sobre sus clientes.

Una vez que haya determinado sus necesidades e identificado las áreas en las que necesita información, empiece a recopilar todo lo que sepa sobre sus clientes.

Revise todas las fuentes

Revise y consulte a fondo todas las fuentes de las que dispone de información sobre ellos. 

Su base de datos contendrá información demográfica, así como información sobre la situación personal de sus clientes.

 Esto le ayudará a definir mejor a quienes están interesados en su producto. 

Ahora tiene una base sobre la que construir.

Comparación con el equipo de venta

Un equipo de marketing no puede funcionar eficazmente si no se comunica con el equipo de ventas. 

Un equipo de ventas no puede funcionar a menos que colabore con el equipo de marketing. 

Ambos departamentos deben trabajar juntos, y cualquier empresa que esté familiarizada con la metodología inbound lo entiende.

Busque en el exterior

Además de sus datos y de la experiencia de su equipo de ventas, debe buscar en fuentes externas, como los grupos de LinkedIn o las redes sociales donde su cliente pasa el tiempo. 

No pase por alto los artículos de blog, los seminarios web o los recursos más populares, ya que le mostrarán el contenido que están buscando.

Paso 3: Resumir los puntos principales

Ahora tiene toda la información que necesita para perfilar a su buyer persona. 

Toda la información es valiosa, pero centre los datos de forma que respondan a las preguntas que planteó durante la fase 1. 

Crea una interacción entre tu buyer persona y tu producto una vez que hayas respondido a todas sus preguntas sobre su situación personal, sus metas y sus objetivos.

Destaca las dudas que puedan impedir que tu cliente acepte tu propuesta y busca oportunidades para satisfacer sus necesidades.

 Para definir la estrategia, primero debes entender tus propios puntos fuertes y débiles.

Para ver un poco sobre nuestro contenido visita el blog

Previous Post Previous Post
Newer Post Newer Post
X
× ¿Cómo puedo ayudarte?